La tierra de los exploradores

En una lejana galaxia, existía un planeta llamado XZ. Sus habitantes, los equiszetas, se aburrían muchísimo. Así que un día los gobernantes del planeta decidieron enviar a dos exploradores:

- Id y viajad por el espacio. Fijaos bien en todo y recoged información sobre cómo los seres de otros planetas se divierten.

Equis y Zeta, los dos exploradores del espacio, partieron en su nave espacial y al poco tiempo (unos cuantos millones de años luz), llegaron al planeta Tierra.

Los dos exploradores pasaron días y días observando a los terrestres. Todo lo anotaban en sus agendas automáticas-porta-imágenes. Especialmente lo que más atrajo su atención: una serie de objetos rectangulares, compuestos de hojas con signos y dibujos. Los terrestres se pasaban horas y horas leyendo esos objetos.

Cuando pensaron que ya habían recogido sufiente información, Equis y Zeta regresaron a su planeta y lo explicaron todo.


equis.png

Desde entonces, los equiszetas aprendieron a editar libros: de cuentos, de poesía, de aventuras , de viajes, de animales... Y nunca más se aburrieron porque un libro es un buen amigo...


Siguiente página:
3.2 Después de leer la historia